METAL COLOMBIANO
GRUPOS DE METAL EN EL ROCK AL PARQUE

neurosisHAZ CLCK AQUI

soul burnerHAZ CLCK AQUI

awakenHAZ CLCK AQUI


HISTORIA ROCK AL PARQUE 1995-2005

El Festival Distrital Rock Al Parque, que llega a su edición número 12 en el año 2006, es el evento de asistencia gratuita más importante en el ambiente de la música joven en latinoamérica. Con 400 mil personas en los tres días de su edición de décimo aniversario en 2004 y 210 mil en su edición 2005, con un promedio cercano a las 120 mil personas a lo largo de sus nueve años previos, el Festival ha reunido en su historia a lo mejor del talento rock colombiano a la par con las grandes figuras del ámbito latinoamericano y algunos exponentes de otras partes del mundo.

Este festival, organizado por el Instituto Distrital de Cultura y Turismo de Bogotá se desarrolla en el Parque Metropolitano Simón Bolívar de Bogotá, bajo un gran despliegue tecnológico, de logística y producción, que permita el desarrollo de un evento de asistencia gratuito que a lo largo de su historia ha demostrado ser un espacio de convivencia en el que miles de jóvenes comparten en paz y armonia intensas jornadas musicales.

Paralelamente, el festival incluye en su programación una serie de actividades alternas que incluyen conferencias sobre distintos aspectos de la producción, el management, la industria discográfica, las asociaciones musicales, producción musical, producción en vivo, entre otros, así como clinics dictados por músicos, exposiciones, foros y una feria relativa a la producción de ítems relacionados con el mundo de la música rock (disqueras independientes, camisetas, parafernalia, instrumentos musicales, tecnología, bares, clubes, estudios de grabación, etc).

En su aspecto comercial, el festival no acepta patrocinios comerciales de marcas o empresas relacionadas con productos alcohólicos o relacionados con el tabaco y sigue siendo año tras año uno de los eventos más significativos realizado por las autoridades culturales de la ciudad teniendo como objetivo específico la población joven.

En lo musical , el festival ha tenido a lo largo de estos más de diez años la presencia de agrupaciones como Apocalyptica (Finlandia), Manu Chao (Francia), Suicidal Tendencies (Estados Unidos), VHS or BETA (Estados Unidos), Fobia (México), Resorte (México), Maldita Vecindad (México), Café Tacvba (México), Luis Alberto Spinetta (Argentina), Jaguares (México), Miranda (Argentina), Amigos Invisibles (Venezuela), King Chango (Venezuela), Ilya Kuryaki and the Valderramas (Argentina), Molotov (México), Los Tetas (Chile), Dracma (Chile), Robi Draco Rosa (Puerto Rico), A.N.I.M.A.L. (Argentina), Divididos (Argentina), Puya (Puerto Rico), Earth Crisis ( Estados Unidos ), Eminence (Brazil), Agresión (Holanda) y Desorden Público (Venezuela), entre otros, que se suman a una serie de agrupaciones nacionales que llegan al festival luego de un proceso de convocatoria pública a la que siempre responden en promedio cerca de 250 agrupaciones y /o artistas Rock Al Parque se ha convertido en un proyecto destinado al incremento y fortalecimiento de las propuestas musicales del género rock gestadas en la ciudad, y al fomento de mecanismos de tolerancia y convivencia en sectores urbanos a través de la participación juvenil.

UN POCO DE HISTORIA

Rock al Parque nació en 1995 cuando Mario Duarte, cantante de La Derecha, apoyado por Julio Correal y Berta Quintero, subdirectora de fomento del Instituto Distrital de Cultura y Turismo se lanzaron a la aventura de organizar un festival en el que los jóvenes fueran los grandes protagonistas. Más de 120 agrupaciones de todos los barrios de la ciudad atendieron el llamado y fue así como se llevó a cabo el primer festival Rock al Parque, 26 al 29 de mayo en el Estadio Olaya Herrera, la Media Torta, Parque Simón Bolívar y la Plaza de Toros La Santa María, con la participación de 43 bandas nacionales como Aterciopelados, Morfonia, 1280 Almas, Catedral y La Derecha y la presencia internacional de Fobia de México y Seguridad Social de España. Más de 80 mil personas asistieron al festival. Por única vez, en esa primera versión, se cobró boletería para el ingreso a la Plaza de Toros.

Un año más tarde, la segunda edición mostró el ávido interés de las bandas bogotanas por el festival que ahora contó con tres escenarios, Estadio Olaya Herrera, la Media Torta y el Parque Simón Bolívar, entre el 18 y 19 de mayo, con la presencia de 60 bandas nacionales, algunas de ellas muy recordadas como Dogma, Sagrada Escritura, Policarpa y sus Viciosas, La Pestilencia de Medellín y Agony, entre otras, a las que se sumaron algunas bandas internacionales como Lucybell y Los Tetas de Chile, Auténticos Decadentes de Argentina, Spias y Zapato 3 de Venezuela, Zopilotes de Perú, La Lupita de México y Puya de Puerto Rico, que fueron vistas por cerca de 105 mil personas que asistieron en los dos días de festival.

En 1997, Rock al Parque pasó a ser un proyecto del programa Cultura Ciudadana de la Alcaldía Mayor, que buscaba construir espacios de cumplimiento de reglas y de respeto de los derechos individuales y colectivos. En ese sentido Rock al Parque se concibió como un experimento en el cual podían convivir diversos grupos de jóvenes y apropiarse de los espacios públicos de la ciudad.

En esta tercera versión del festival y por primera vez, se realizaron eliminatorias en vivo para clasificarse al evento, ampliando así la participación de numerosas bandas de la ciudad. Ciento sesenta mil personas asistieron entre el 30 de mayo y el 2 de junio a dos escenarios simultáneos, la Media Torta y el parque Metropolitano Simón Bolívar. El reconocimiento internacional del festival creció con la presentación de bandas como Control Machete y La Maldita Vecindad de México, Todos Tus Muertos, Los Siete Delfines y A.N.I.M.A.L de Argentina, que compartieron escenario con bandas como Kraken, Charconautas, Bajo Tierra e Ingrand.

Para Rock al Parque de 1998, Catalina Meza, entonces directora del Instituto Distrital de Cultura y Turismo, planteó la necesidad de invertir los recursos destinados al festival en otros proyectos, al considerar que este espacio no era prioritario para el desarrollo de la cultura en Bogotá. Miles de jóvenes se opusieron a la idea y dejaron en claro que Rock al Parque era ya un proyecto cultural con inmensa representatividad en el mundo juvenil y era parte de la identidad bogotana. Esta acción hizo que el festival se realizara entre el 10 y 12 de octubre en la Media Torta y el Parque Simón Bolívar bajo el lema “Esta es tu raza, Rock al Parque”.

Se iniciaron jornadas eliminatorias en las que jurados calificaban manejo de público, puesta en escena, calidad musical y originalidad. 173 mil personas asistieron a un nuevo festival que, en lo musical, vio el surgimiento de bandas como Ultrágeno, SuperLitio de Cali, Tenebrarum de Medellín y La Severa Matacera, mientras en lo internacional repetía A.N.I.M.A.L de Argentina, sumándose al elenco internacional figuras como Robi Draco Rosa de Puerto Rico, Resorte de México y Desorden Público de Venezuela.

Rock al Parque 1999 se caracterizó por su fueza internacional con Café Tacuba, Molotov, Julieta Venegas, Control Machete, Guillotina, Víctimas del Doctor Cerebro, de México, Eminence de Brasil e Illia Kuryaki an the Valderramas de Argentina conformando el cartel internacional de este quinto festival, considerado por la crítica como uno de los mejores en toda la historia de Rock al Parque, por la calidad de estas bandas que tocaron al lado de grupos nacionales como Leon Bruno de Barranquilla, Defensa, Morfonia, Navarra, Vértigo, Ají Baboso, El Bloque, Ciegos Sordomudos, Kilcrops, Ethereal y 1280 Almas entre otras. El público de Rock Al Parque creció notablemente al alcanzar en esta edición las 225 mil personas.

Un nuevo milenio, una ciudad que crece y un festival que se mantiene fue el ambiente para Rock al Parque, que en su sexta versión contó con la participación de grandes agrupaciones como Manu Chao de Francia, La Sarita de Perú, Los Pericos, Divididos y La Mosca Tse Tse de Argentina y Octavia de Bolivia. En lo local aparecieron bandas como Doctor Crápula, Los de Adentro, Vulgarxito, Pornomotora, Koyi k Utho y Aterciopelados que regresaba al escenario del festival que vio desfilar 192 mil personas frente a los escenarios de la Media Torta y el Parque Simón Bolívar bajo el lema “De todos depende que la música no pare”.

En su séptima versión el festival presentó como novedad la ampliación en sus días de realización. Tradicionalmente se había efectuado durante tres o cuatro días, y en 2001 se decidió hacerlo a lo largo de una semana, en la cual participaron 31 agrupaciones distritales, 11 nacionales y 18 internacionales. A los escenarios tradicionales como la Media Torta y el Parque Simón Bolívar, se sumaron parques como El Tunal y Renacimiento, escenario este al que se llegó luego de un cambio de sitio ya que originalmente se iba a realizar en la Universidad Nacional. Fueron ocho días de música acompañados por diferentes foros y talleres. Por primera se incluyo un día entero dedicado a la música electrónica con grandes exponentes como: Kinky, Sussie 4 y Double Helix (Nopal Beat), entre otros.

Un año más tarde el festival volvió a su formato original con tres jornadas distribuidas en la Media Torta y el Parque Simón Bolívar. 17 bandas distritales, 3 nacionales y 4 internacionales conformaron el cartel de esta edición que incluyó al brasileño Lenine, quien venía de ganar el Premio Grammy en la categoría de Mejor Álbum Pop Conteporáneo Brasileño.

Rock Al Parque 2003 quiso revitalizar la imagen del festival y por ello trabajó el lema “Porque lo bueno permanece“, abriendo en la Media Torta con la presencia de la banda argentina La Mississipi Blues Band y el regreso a los escenarios de la agrupación Distrito Especial. La Pestilencia regresó con una presentación en el Día Extremo con un cierre inolvidable de la banda norteamericana Monstrosity.

El tercer día empezó con una fuerte lluvia que, sin embargo, no fue obstáculo para que cerca de 40.000 personas disfrutaran de la variedad musical presentada en el cartel, desde el rock pop de 69 Nombres y Catupecu Machu (Argentina), pasando por los sonidos electrónicos de Plastilina Mosh y Diva Gash, hasta el ska de Panteón Rococó y 1280 Almas, quienes celebraron sus diez años de trayectoria artística presentándose en el cierre de esta octava edición de Rock al Parque que tuvo una asistencia de 102.000 personas.

Los diez años de Rock Al Parque se celebraron con un gran cartel internacional, un vasto montaje que tuvo dos escenarios alternos con la presencia grupos como Catupecu Machu, Auténticos Decadentes, Ely Guerra, Babasónicos, Skatalites, Spinetta, Kinky, Café Tacuva, Julieta Venegas, Robi Draco Rosa, Molotov y lo más selecto del rock nacional con bandas como Awaken, El Sie7e, Insane, Injury, Koyi K Utho, La Severa Matacera, Sonoraza, Coffee Makers, Alerta, Vietato, Black Cat Bone y Andrea Echeverri, entre otras. Fueron tres días que llevaron a más de 400 mil personas al Parque Simón Bolívar.

En el 2005, Rock Al Parque siguió en el Parque Simón Bolívar y presentó un interesante experimento musical en el que Kraken abrió el festival acompañado por la Orquesta Sinfónica de Bogotá. Por primera vez Rock Al Parque abrió con una presencia de más de 40 mil personas. El punto alto de este festival lo puso la agrupación finlandesa Apocalyptica que maravilló al público con su originalidad interpretando rock fuerte con instrumentos típico de la música clásica como es el chelo. Una banda legendaria del hard core norteamericano como Suicidal Tendencies cerró el primer día, que vió luego un festival con nuevas tendencias, ambientes electrónicos, distintas tendencias con agrupaciones como Cabezones, Desorden Público, Miranda, A.N.I.M.A.L., Capri, Guiso, The Ganjas, VHS or Beta y Jaguares. En lo nacional, vale destacar el regreso de Estados Alterados, Nawal, I.R.A. de Medellín, Tránsito de Cali, y bandas locales como The Black Cat Bone, Raíz, Ataque En Contra, Cuerpo Meridiano, Visor, Neurosis y Sicotrópico, entre otras. Esta décima primera edición tuvo a 210 mil personas en los tres días de festival.

ROCK AL PARQUE 2006